Cartas de la Cárcel
 

Entre el 8 y el 29 de octubre de 1938, como consecuencia de una denuncia, Carlos Posada es recluido en la prisión de Ondarreta (San Sebastián). Fue allí donde, a pesar de la censura, dirigió unas cartas íntimas a su familia. La evolución ideológica y personal de Posada sufre un profundo viraje tras esta experiencia. El testimonio plasmado en estas cartas recoge este estado de ánimo, así como la vida en la cárcel y la propia forma de ser de su autor.

 
 
Pulsa aquí para ver la correspondencia.

 

 
   
Aviso Legal
Permisos de reproducción